Adaptación de los autónomos a la temporada de verano.

Adaptación de los autónomos a la temporada de verano

Fecha 26/07/2017. Asesoría Afeco Perera Tenerife le ayuda a gestionar y planificar su actividad de autónomo.

Estando actualmente en pleno periodo vacacional, los autónomos debemos de adaptar nuestro negocio a las distintas fluctuaciones de mercado debido a la etapa estacional que nos encontremos. No obstante, inmersos en pleno periodo vacacional, los empresarios deben adecuar sus negocios a las fluctuaciones típicas de la etapa estacional, dependiendo de la actividad que están desarrollando.

La estacionalidad es un fenómeno muy relevante a tener en cuenta los autónomos. Una falta de previsión puede generar fenómenos -como rupturas o excesos de stock o disminución de la calidad en los servicios prestados-falta de liquidez para afrontar los pagos a proveedores, que a la postre determinen el éxito o el fracaso de cualquier empresa. Se trata de una cuestión primordial, máxime para las pymes, donde la variabilidad de la demanda conlleva mayores efectos negativos, sin unas buenas previsiones. Por ello, “resulta imprescindible mitigar estos desequilibrios temporales adaptando la organización a las variaciones de la oferta y la demanda.”

La clave fundamental ante esas fluctuaciones para que una empresa se adecúe correctamente al aumento o disminución de actividad durante cualquier cambio estacional es, sin duda, adaptarse a los consumidores objetivos. Y entre los factores que influirán positivamente en la capacidad de adaptación, resaltamos los siguientes:

Flexibilidad numérica laboral: Adaptar la cantidad de trabajadores contratados a las previsiones de demanda.

Flexibilidad temporal laboral: Tener capacidad de adecuar el número de horas a trabajar, a través del pago de horas extra, de contratos a tiempo parcial o de horarios de los trabajadores.

Flexibilidad funcional: Disponer de empleados (o capacitarlos a través de sistemas de formación) que sean capaces de desarrollar varias tareas. La versatilidad y polivalencia es fundamental para cubrir, además de sus labores asignadas, otras puntuales que pudieran surgir.

Tecnología de producción flexible y escalable: Contar con maquinaria capaz de adaptarse a la variabilidad de la demanda. Hay que barajar la opción de subcontratar procesos para no infrautilizar instalaciones e incurrir en gastos innecesarios.

Fijación de un presupuesto lineal y continuo: Aunque gran parte de los ingresos se obtengan en un período de tiempo determinado, es imprescindible administrarlos para afrontar costes fijos que se producen durante todo el año.

Aprovechar el tiempo de inactividad: La disminución de la demanda no tiene por qué derivar en un período de parón, sino todo lo contrario. Las épocas de mayor “tranquilidad” pueden aprovecharse para realizar tareas de planificación de cara a la temporada alta, crear estrategias de marketing, formar y especializar a los trabajadores…

Diversificar el negocio: Si los ingresos obtenidos en temporada alta no son suficientes o se desea diversificar el riesgo ante la previsión de una temporada floja, se deberían crear líneas de negocio complementarias que garanticen ingresos en temporada baja, permitan retener a los trabajadores con más talento con contratos de larga duración y posibiliten fidelizar clientes satisfaciendo sus necesidades a lo largo de todo el año.

Por su parte, destaca las siguientes claves a la hora de ajustar la gestión de un negocio a las variaciones de los meses estivales:

1. Controlar el stock: todo puede vigilarse de forma bastante eficaz si se investiga el mercado inmediato y la competencia. Y el control de las relaciones con los proveedores es fundamental.

2. Buscar actividades complementarias: es necesario ajustar la oferta de forma paulatina, incluso antes de la llegada de los meses bajos, para estar preparados a los cambios que nos vienen.

“Otra opción atractiva es la de diversificar o buscar actividades complementarias que, aunque no resulten tan lucrativas como la principal, generen ingresos suficientes para aguantar en temporada baja”. “El objetivo es abaratar costes y reducir el impacto de los gastos fijos, repartiéndolos en el tiempo”.

3. Los trabajadores: es interesante valorar el perfil de los trabajadores para esta época del año. Si los recursos son limitados, no se puede permitir la contratación de expertos en cada área e incluso revisar los contratos para intentar reducir costes.

4. Usar recursos ajenos: “Contar con recursos propios no siempre es la mejor opción”. En la actualidad existen muchas posibilidades de cara a la diversificación de tareas dentro de una empresa: el “renting”; el “coworking”, donde compartir espacios y recursos con otras personas para reducir gastos; la contratación de “freelances”…

Contacte con nuestra Asesoría Afeco Perera Tenerife y consulte con nuestros profesionales las dudas y le asesoramos de forma fácil y rápida. Si lo desea, puede visitarnos en nuestras oficinas en Los Cristianos, Arona. Acceda a nuestra web en contacto y conozca nuestros datos de nuestra gestoría en Tenerife Sur.


ASESORÍA TENERIFE SUR:


Cualquier duda o consulta, contacte ahora con Asesoría Afeco Perera Tenerife.

Más de 22 años a su servicio en Tenerife Sur. (Arona - Los Cristianos)

Contacte ahora